martes, 6 de mayo de 2008

Iquique, Camino del 31 de Mayo


La madrugada del 26 de Abril estuvo especial por contar con la presencia de Fernando Veloso, considerado nuestro representante en la ciudad de Santiago. El año pasado tuvo que migrar por razones de trabajo y desde entonces hemos contado con 2 visitas suyas al Oasis de María como muestra de fidelidad al terruño que construyó con trabajo y oración.

En la reflexión, junto al altar de nuestro santuario filial, Luis Latorre nos hizo presente la proximidad de un nuevo aniversario del 3er. Hito Fundacional del Movimiento de Schoensttat en que el Padre José Kentenich – fundador de esta obra – proclama un legado profético del pensar, amar y vivir orgánico que permita derribar el muro del pensar mecanicista.

A modo de ejemplo, se puede citar lo que sucede en el orden de las libertades que se reclaman por estos días en relación a la “píldora del día después” - porque es necesario resolver la inequidad social de quienes pueden comprarla y quienes no disponen de esos recursos. Se tiene en mente resolver un “problema de embarazo no deseado”. Como si gestar vida puede tratarse como un problema no deseado. Como si el entorno familiar en que desarrolla el hecho no se justifica compartirlo. Como si el maravilloso momento del acto sexual careciera de trascendencia y mañana se debiera olvidar.

Quienes reconocemos en María la virgen fiel, queremos decir que no hay amor más grande que dar la vida por quienes amamos. Que queremos a nuestros hijos mirando la vida libres para construir, fuertes para permanecer fieles a la verdad y consagrados para servir en una sociedad de hermanos.

Pensar, amar y vivir orgánico es el desafío de estos tiempos.

2 comentarios:

Luis Fernando dijo...

Me parece muy acertado tu comentario acerca del uso y abuso de la píldora del día después entre nuestros jóvenes.
Tambíen les hago recuerdo que este sábado tendremos una nueva madrugada junto a nuestra Mater.
Oremos para que por lo menos uno de nosotros pueda asistir al encuentro de madrugadores en Bolivia.
Saludos
Luis Rojas

Ignacio Castillo dijo...

Creo que el Chago merece ser nuestro representante en La Paz.
Sus comentarios y reflexiones sin duda nos dejan una profunda lección de fe y experiencia.
Me sumo a las oraciones por la asistencia a Achumani.
ICL